Bienvenidos a OBJETIVO TRADICIÓN, un proyecto que se basa en el estudio y la divulgación del patrimonio cultural inmaterial tan rico que posee España. Te invitamos a conocerlo a través de los ritos, costumbres, fiestas, tradiciones, folklore... que traemos hasta este espacio. ¡Gracias por tu visita!

sábado, 28 de diciembre de 2013

ALCABÓN Y SU PATRÓN INGLÉS. LA FIESTA DE SANTO TOMÁS CANTUARIENSE.


La Villa de Alcabón, en la provincia de Toledo, ha estado desde sus orígenes ligada a la figura del que desde siempre ha sido titular de su parroquia y patrón del pueblo: Santo Tomás Cantuariense. En las Relaciones de Felipe II se hace alusión a este hecho, destacando que “esta fiesta no la guarda la iglesia, sino este pueblo por la causa ya dicha”, dato que debemos relacionar con la procedencia inglesa del santo, entendiéndose que la devoción se adscribe en su mayor parte a Inglaterra, donde sí se le venera y se le dedican iglesias y cultos. En el capítulo 52 de las citadas Relaciones se recoge de esta manera: “En este pueblo guardan el día de Santo Tomás, obispo y mártir, obispo que fue de Cantariensis por vocto y devoción queste pueblo tiene desde que se fundó esta iglesia, que no hay quien se acuerde, ni puede acordar ques inmemorial aca, y es la advocación y nombre desta iglesia, y se guarda cada un año a veinte y nueve días del mes de diciembre, y esta fiesta no la guarda la iglesia, sino es en este pueblo por la causa ya dicha”.

Resulta curioso este patronazgo en Alcabón, pues Santo Tomás de Canterbury no es un santo al que se venere demasiado por estas tierras y mucho menos al que se dediquen unas fiestas patronales. Tan sólo otro pueblo de Toledo comparte con Alcabón la dedicación de su parroquia al mártir inglés, se trata de la localidad de Dosbarrios. Pero la explicación a este hecho la encontramos íntimamente ligada al propio martirio del Santo. Leonor Plantagenet o Leonor de Inglaterra, esposa del rey Alfonso VIII de Castilla, era hija de Enrique II rey de Inglaterra. El rey inglés era amigo íntimo del canciller Tomás Becket, en adelante Santo Tomás de Canterbury, pero una serie de hechos dieron lugar a un duro enfrentamiento entre ambos que acabó con el martirio del obispo promovido por el rey. Su hija Leonor, casada con el rey Alfonso VIII de Castilla, hizo cuanto pudo por mantener viva la memoria de Santo Tomás, que en otro tiempo fuera amigo de su padre, y por extender la veneración al mártir en nuestro país. Así, dona la aldea de Alcabón, cuya parroquia estaba dedicada al santo inglés, a la Catedral de Toledo para poder costear la construcción de la capilla de Santo Tomás Cantuariense, en la actualidad de Santiago Apóstol. De esta manera, Alcabón queda ligado a la Catedral hasta que pasa a manos de Gutiérre de Cárdenas, Duque de Maqueda, que concede el título de Villa.

La imagen de Santo Tomás Cantuariense desde siempre ha presidido el retablo de la capilla mayor de la parroquia de Alcabón. La actual imagen sustituye a otra que fue destruida en 1936, y que antiguamente procesionaba el día de la fiesta a pesar de sus grandes dimensiones. Aunque se trata de una fiesta menor, pues las fiestas grandes se dedican a la Virgen de la Aurora el 8 de septiembre, Alcabón no ha dejado de festejar a su patrón cada 29 de diciembre. Es una fiesta que pasa prácticamente desapercibida, más aún por encuadrarse dentro de las fiestas navideñas, y que se compone de Misa, procesión y posterior refresco. Al estar la imagen del santo en el retablo y ser muy dificultosa su bajada, los alcaboneros sacan en procesión una imagen de pequeñas dimensiones que recorre las principales calles del municipio. Para dar fin a su fiesta patronal, terminados los cultos religiosos, los habitantes de Alcabón se reúnen para compartir un rato de hermanamiento en el refresco que ofrece el ayuntamiento en el día del patrón.

*Todos los textos, así como las imágenes y archivos de vídeo son propiedad del autor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada