Bienvenidos a OBJETIVO TRADICIÓN, un proyecto que se basa en el estudio y la divulgación del patrimonio cultural inmaterial tan rico que posee España. Te invitamos a conocerlo a través de los ritos, costumbres, fiestas, tradiciones, folklore... que traemos hasta este espacio. ¡Gracias por tu visita!

viernes, 22 de agosto de 2014

EL AGUA DE LA VIRGEN DEL SAGRARIO DE TOLEDO Y LA TRADICIÓN DE IR A BEBER DE LOS BOTIJOS A LA CATEDRAL


Cada 15 de agosto, festividad de la Asunción de la Virgen, la ciudad de Toledo, al igual que lo hacen en este día muchos pueblos y ciudades de nuestro país, festeja a su patrona, a la que aclama con el bello nombre de Sagrario.
Toledo, ciudad fiel a sus tradiciones, que día a día trabaja para que no caigan en el olvido, cumple cada 15 de agosto con una secular tradición que atrae a toledanos y visitantes, y que tiene lugar en la calurosa mañana agosteña. Se trata de la costumbre de acudir a la catedral a beber el “Agua de la Virgen”, que el personal de la catedral ofrece en los típicos botijos de barro. La tradición mandaba beber esta agua milagrosa en los claustros de la catedral, donde se encuentran los aljibes o pozos de los cuáles se saca, y que según la tradición comenzaron a fluir cuando la Virgen descendió para imponer la Casulla a San Ildefonso, Patrón de la Ciudad. Desde hace algunos años se ha cambiado el emplazamiento, y el reparto del agua se ha trasladado a la Puerta del Reloj.
Esta curiosa tradición cuenta con varias leyendas que la dan explicación, todas ellas relacionadas con la gran devoción que Toledo profesa a su patrona, Nuestra Señora la Virgen del Sagrario. Una de ellas hace alusión a la manera en que los toledanos ocultaron la venerada imagen durante la dominación sarracena, haciéndolo en uno de esos pozos, y siendo hallada siglos después de manera milagrosa. Desde entonces a las aguas de los pozos en los que la imagen había estado resguardada, se las atribuyen virtudes extraordinarias.
Otra curiosa leyenda que ha pasado de generación en generación respecto a las propiedades del “Agua de la Virgen”, es la que cuenta que allá por el siglo XVII, un 15 de agosto, fiesta de la Virgen, un niño pequeño cayó desplomado ante el insoportable calor propiciado por la multitud de fieles que habían acudido a los cultos en honor de la Virgen. Todos los presentes daban al niño por muerto, hasta que recurrieron al agua, siendo en este momento cuando el pequeño recobró milagrosamente la conciencia como si nada hubiera pasado.
Otra interpretación que se da a esta tradición es la que afirma que la costumbre de repartir el “Agua de la Virgen”, tiene su origen en la decisión que tomó el Cabildo Catedralicio de ofrecerla para mitigar el sofocante calor propio de la fecha, entre quienes acudían a venerar la milagrosa imagen a la catedral.
Sea como fuere, Toledo sigue fiel a su tradición, y cada 15 de agosto desde bien temprano, los toledanos acuden a la catedral a escuchar misa ante la imagen de la patrona, y a beber del agua milagrosa. Es un día muy grande para la ciudad, las gentes acuden con especial fervor a beber de esta agua, a la vez que se piden deseos de toda índole, y protección para el resto del año. Son muchas las personas que tras haber bebido de los botijos, rellenan botellas con el agua para llevarla a sus casas y repartirla entre los enfermos o usarla ante algún problema de salud.
A media mañana, tiene lugar la celebración de la misa solemne que preside el Arzobispo de Toledo, teniendo después lugar uno de los momentos más esperados por los toledanos: la procesión que recorre las naves catedralicias con la imagen de la Virgen del Sagrario, ataviada con sus ricos mantos y joyas, y sobre su precioso trono dorado.
Durante toda la mañana los aledaños de la catedral se convierten en un hervidero de gente que acude a cumplir con esta bonita tradición toledana, que cada año se perpetúa y que pasa de generación en generación.

Los tradicionales botijos

Bebiendo el "Agua de la Virgen"

La Patrona de Toledo en procesión por la catedral

*Todos los textos, así como las imágenes y archivos de vídeo son propiedad del autor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada